Recomendaciones de la RAIF para evitar la picada de la mosca de la fruta ante el envero de los cítricos

También se hace repaso a la situación fitosanitaria del cultivo
10 Sep 2019 No comment  
Foto: IVIA Foto: IVIA

Las variedades extratempranas (como son las satsumas okitsu, owari y clausellina; las clementinas oronules y clemenrubí; o la navel navelina) están comenzando a enverar, lo que se traduce en una mayor exposición de estos frutos a la picada de la mosca de la fruta (Ceratitis capitata), como informa la Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF).

La velocidad de desarrollo del envero dependerá principalmente de la amplitud térmica, cuanto mayor sea la diferencia entre temperaturas máximas y mínimas más rápida avanzará la coloración y maduración de los frutos. Las mínimas registradas en las últimas semanas han estado en torno a los 20ºC y se han registrado máximas de 32-38ºC. Por tanto, las condiciones meteorológicas de estos días le son favorables, especialmente en zonas más próximas a la costa.

En relación a la meteorología, la RAIF indica que la mosca de la fruta presenta un óptimo de desarrollo para una generación completa, entre los 16 y 32 ºC junto a una humedad relativa entre el 75 y el 85 %. En el caso concreto de los estados larvarios, presentan un óptimo entre los 10 y los 33ºC.

La hembra de este díptero inspecciona los frutos buscando un lugar apropiado para realizar la puesta, pues el color y olor de los mismos tiene un papel importante en la elección de la puesta, prefiere el amarillo y el naranja, por lo tanto, es especialmente cuando el fruto está en envero-maduración, cuando el riesgo de picada y viabilidad de puestas y larvas es mayor, pudiendo afectar negativamente tanto a la producción como a la comercialización de cítricos. En frutos aún verdes, aunque la picada no fuera viable podría favorecer la entrada de patógenos.

Para la toma de decisiones relacionadas con el control poblacional de la mosca de la fruta, la RAIF recomienda la instalación de trampas para el monitoreo de adultos y realizar muestreos de frutos semanalmente. Habrá que tener en cuenta, por tanto, la fenología, capturas en trampas, presencia/ausencia de frutos picados y plazo de seguridad de las materias activas a utilizar.

El control de este díptero en los frutales huésped que se encuentren en las inmediaciones de la parcela y el utilizar técnicas de trampeo masivo cuando se inicie el envero son medidas que contribuyen a la disminución de su población.

Finalmente, durante la recolección, habrá que tener en cuenta que tanto la eliminación de la fruta del suelo como no dejar fruta madura en el árbol son prácticas que evitan los focos para nuevas generaciones.

Situación fitosanitaria durante el mes de agosto

En cuanto a la meteorología registrada durante el mes de agosto en las principales provincias/zonas citrícolas de Andalucía, la RAIF destaca un punto de inflexión respecto a las temperaturas registradas en julio que fueron suaves para la época. Así, en agosto, las máximas han registrado valores en torno a los 34ºC, destacando Córdoba con valores en torno a los 36ºC. En cuanto a las mínimas, se han registrado valores en torno a los 18ºC, destacando Granada con valores en torno a los 16ºC. En general, aunque la temperatura media de agosto ha sido similar a la media histórica (2000-2018), las máximas han sido ligeramente superiores a dicha media histórica. Respecto a las precipitaciones,éstas han sido prácticamente nulas, en todo caso destacan algunas lluvias locales como las que dejaron en Córdoba en torno a los 8 l/m2.

El estado fenológico dominante de la campaña 2019-20 ha abarcado desde J “Fruto al 40% de desarrollo” a principios de julio hasta inicio de K “Envero” al finalizar el mes en variedades extratempranas. Aunque ha habido cierta ralentización de la fenología durante los meses de junio y julio, hay que matizar que debido a temperaturas máximas cálidas para la época registradas durante los meses de febrero y marzo, especialmente durante este último, la fenología marcha en estos momentos como en una campaña “normal”.

En cuanto a las plagas y enfermedades presentes en esta época del año ha habido, en general, una baja incidencia de artrópodos fitófagos debido, principalmente, a la elevada frecuencia de días con temperaturas máximas entre los 30 y 35ºC. Igualmente, y teniendo en cuenta que la mayoría de los patógenos que afectan a los cítricos necesitan agua libre, un ambiente con una humedad relativa alta y temperaturas suaves, la RAIF indica que su incidencia ha sido escasa debido a un ambiente muy seco. De manera pormenorizada:

La araña roja (Tetranychus urticae) es un ácaro que produce daños en hojas y frutos mientras las temperaturas se mantengan suaves, pudiendo soportar temperaturas cálidas refugiado en el envés de las hojas. Aun así, en provincias de interior como Córdoba y Sevilla, las elevadas temperaturas alcanzadas han mantenido una incidencia muy baja o prácticamente nula. Destacan, por tanto, las provincias litorales como Málaga dónde se ha alcanzado valores en torno al 7% de hojas con formas móviles principalmente en mandarino. Cádiz y Huelva han registrado en torno a un 2 y 3’5% respectivamente. La RAIF recuerda que el Reglamento de Producción Integrada de Cítricos sitúa su umbral de tratamiento en el 10% de hojas con formas móviles o más de un 2% de frutos afectados, teniendo en cuenta otros factores como la proporción de fauna auxiliar.

Presencia alta de Eutetranychus spp. en Huelva y moderada en Cádiz, en el resto de provincias, debido principalmente a las altas temperaturas y ambiente seco, la presencia de este género de ácaros ha sido baja. Destaca Huelva, donde se han ido registrando valores en torno al 7% de hojas con formas móviles. E. banksi y E. orientalis históricamente comienzan a observarse con mayor incidencia a partir de mediados de junio principios de julio, pudiendo provocar daños importantes al finalizar el verano. Habrá que tener en cuenta que su presencia en hojas y frutos aumenta rápidamente hasta colonizar en pocas semanas la mayor parte del árbol en condiciones ambientales favorables. Los síntomas causados son muy similares a los producidos por el ácaro rojo (Panonychus citri): plateado de las hojas y frutos, pudiendo provocar una caída importante de hojas en condiciones de estrés hídrico y vientos secos.

En cuanto a ácaro rojo (Panonychus citri) informamos que en las provincias de Cádiz y Sevilla se registran valores en torno al 3% de hojas con formas móviles principalmente en naranjo. En este caso, el Reglamento de Producción Integrada de Cítricos recomienda su control poblacional a partir del 20% de hojas con formas móviles previa evaluación de los niveles de fauna auxiliar.

Respecto a la 2ª generación de piojo rojo de California (Aonidiella aurantii) destaca que ésta ha registrado máximos de Formas Sensibles (L1+L2) al final de julio. De cara a la 3ª generación de piojo rojo de California (Aonidiella aurantii), y tomando como referencia la provincia de Huelva, para el inicio de dicho seguimiento se deberá tener en cuenta, además del vuelo de machos, la Constante Térmica Generacional de este agente que es de 600 grados día acumulados. Por lo que, si el máximo de Formas Sensibles (L1+L2) correspondientes a la 2ª generación se alcanzó en torno a los 1.220 grados alrededor del 31 de julio, para la 3ª generación se prevé un máximo de Formas Sensibles (L1+L2) en torno a los 1.820 grados. La integral térmica para la última semana de agosto registró valores en torno a los 1.622 grados días acumulados.

Respecto a pulgones tras una alta actividad en mayo, su incidencia comenzó a descender de manera significativa debido, entre otros, a los tratamientos realizados contra la 1ª generación del piojo rojo de California y al aumento de las temperaturas máximas durante agosto. Destaca, en todo caso, la provincia de Huelva al registrarse valores en torno al 1’2% de brotes con presencia.

En cuanto a enfermedades, destaca la alternaria, o mancha marrón del mandarino, en las variedades Fortuna, Murcott, Nova y Tangelo Minneola, especialmente en la provincia de Huelva, dónde se vienen observando árboles con síntomas desde que en abril se dieran las condiciones ambientales favorables para esta enfermedad. En esta ocasión, y una vez recolectada la fruta de la campaña pasada, los síntomas se observan en hojas. Es importante tener en cuenta la previsión meteorológica de cara a tomar medidas preventivas de carácter químico, si bien, se recomienda llevar a cabo medidas profilácticas como: mantener los árboles podados de forma que se facilite una buena aireación; mantener las calles limpias de restos de material que pudiera favorecer la proliferación del hongo, y controlar el vigor del cultivo, evitando entradas en brotación extemporáneas que suministren material sensible a los ataques del hongo.

Caminos Vivos ASAJA SEVILLA ok

caja rural2

Publicidad 180x180

Asegasa socios

ASAJA-Sevilla  Manteniendo el campo, mantenemos la vida.

Localización ASAJA-Sevilla

mapa localizacion Asaja Sevilla

Suscribase al boletín de noticias

Reciba las noticias de última hora!

  • Alertas de noticias de última hora
  • Alertas de próximas Jornadas
  • Alertas de cursos de formación

Contáctenos

Avda San Francisco Javier, 9
T: 954651711
F: 954644773

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.
Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.