CABECERA CORONAVIRUS ASAJA 2

Preocupación entre los cerealistas andaluces por la falta de lluvias

13 Abr 2021 No comment  

La Red de Alerta e Información Fitosanitaria de Andalucía (RAIF) informa en su página web la situación actual del cultivo de cereales de invierno en Andalucía. Según la RAIF, el trigo duro, principal cereal de invierno sembrado en Andalucía, se encuentra actualmente en el estado fenológico dominante entre BBCH:59-69: “Fin Espigado-Floración” seguido de BBCH:53-57: “30-70% de la espiga emergida”, algo adelantado respecto al año pasado por estas fechas, que se encontraba en el comienzo de espigado. En las zonas más adelantadas y parcelas de siembra más temprana, se empieza a observar BBCH: 71-77: “Grano lechoso”.

Desde los servicios técnicos de ASAJA-Sevilla se señala la falta de precipitaciones como la principal preocupación de los ceralistas andaluces (marzo fue el mes más seco de este siglo mientras que las precipitaciones acumuladas a lo largo del año hidrológico en la Cuenca del Guadalquivir son un 21% inferior a la media históricas), la RAIF también señala que las temperaturas más suaves del momento han favorecido el desarrollo de plagas como pulgones y enfermedades como helmintosporium y principalmente septoria, si bien la subida de las temperaturas en las últimas dos semanas están atenuando su incidencia, especialmente en Sevilla.

Los niveles de pulgones en general van disminuyendo en la provincia de Sevilla, posiblemente a causa de la citada subida de temperaturas, especialmente en las horas centrales del día; actualmente se sitúan en el 6,5% de tallos con colonias de más de 25 pulgones de media provincial. En Córdoba, sin embargo, se alcanza el 20% de media provincial, aunque su avance se ve frenado por el nivel de auxiliares y tratamientos realizados. El periodo de muestreo de este agente va desde el estado fenológico “ahijado” hasta “grano lechoso”.

Los niveles de septoria en general no son preocupantes en Sevilla, no superando el 11% de superficie de plantas con síntomas, de media provincial, mientras que en Córdoba supera el 41%. Las esporas de este hongo se transmiten debido a salpicaduras del agua de lluvia, riego, herramientas contaminadas, animales y otros vectores. Si éstas llegan a la espiga, pueden causar la infección de las semillas. En periodos de humedad, el micelio puede formar las estructuras sexuales y las correspondientes esporas, que se dispersan por el viento y actúan como inóculo primario para otros cultivos más distantes.

Las condiciones óptimas para su desarrollo son: Temperatura: 15-25ºC. Humedad relativa elevada: 90-100%.

Respecto al oídio, se encuentran en estos momentos en niveles poco preocupantes, no llegando en Sevilla a 0´80% de superficie de plantas con micelio de media provincial; en Córdoba no se ha detectado presencia. Este hongo se puede encontrar en todas las partes aéreas del cultivo, hojas, tallos y espigas, pero las hojas son normalmente las más afectadas. Los primeros síntomas visibles son colonias de micelios y conídias en la superficie de las hojas y demás órganos de la planta. Las cálidas temperaturas diurnas junto a la humedad en hojas y suelo, incrementan el daño de esta enfermedad en el trigo. Cuando la fenología está entre ahijado y preñado, el umbral de intervención es > 20 % de superficie de planta con micelio. Zonas dentro del cultivo, con una elevada humedad relativa en el ambiente, (75-100%) y parcelas con elevada densidad de plantación, favorecen el desarrollo y proliferación de este agente.

En cuanto a hemintosporium, igualmente niveles poco preocupantes. La media provincial de Córdoba roza el 17% de plantas con síntomas, aunque subiendo, mientras que en Sevilla está en el 4´50%. Las principales fuentes de inóculo son las semillas infectadas y el rastrojo. Para la infección foliar se requieren temperaturas de 20-25 ºC y humedad relativa elevada durante 15 horas.

Las medidas Preventivas que recomienda la RAIF son:

-Uso de variedades poco sensibles;

-Uso de semilla sana o tratada eficientemente con fungicidas;

-Rotación de cultivos;

-Enterrar restos de cultivos de parcelas afectadas;

-Eliminar ricias entre cultivos; Evitar aportación en exceso de nitrógeno.

En cuanto a las medidas de Control, se recomienda la aplicación de fungicidas foliares desde ahijado hasta floración, cuando se alcance una severidad mayor del 30% en la parcela. Este hongo afecta, además de al trigo, al triticale, a la cebada y a la mayoría de las gramíneas. Se encuentra en todo el mundo, pero su prevalencia es mayor en zonas húmedas o de precipitación elevada.

Por otro lado, la climatología actual no está favorecido la instalación sobre el cultivo del mosquito del trigo (Mayetiola spp.), una plaga, que aunque secundaria, puede provocar mucho daño si las condiciones son las adecuadas (temperaturas suaves y ausencia de lluvias). Actualmente no se ha detectado ninguna parcela con presencia de esta plaga.

Caminos Vivos ASAJA SEVILLA ok

caja rural2

Publicidad 180x180 ASaja

Asegasa socios

ASAJA-Sevilla  Manteniendo el campo, mantenemos la vida.

Localización ASAJA-Sevilla

mapa localizacion Asaja Sevilla

Suscribase al boletín de noticias

Reciba las noticias de última hora!

  • Alertas de noticias de última hora
  • Alertas de próximas Jornadas
  • Alertas de cursos de formación

Contáctenos

Avda San Francisco Javier, 9
T: 954651711
F: 954644773

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.
Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.