La Guardia Civil desarticula una organización criminal especializada en robos de cobre en la Vega del Guadalquivir y Sierra Norte de Sevilla

Los autores eran especialistas en la sustracción de cableado de cobre usado comunmente en instalaciones agrícolas y ganaderas
17 Oct 2019 No comment  

La Guardia Civil ha desarticulado una organización criminal muy activa especializada en la comisión de robos de cobre, que operaba principalmente en las comarcas de la Vega del Guadalquivir y en la zona más meridional de la Sierra Norte de Sevilla. Se la relaciona con robos cometidos en instalaciones agrícolas, ganaderas, instalaciones fotovoltaicas, casetas de transformación de energía eléctrica, e incluso en torres de “alta tensión”.

La operación ha finalizado con la detención e investigación de ocho personas, a las que se le imputan 39 hechos delictivos cometidos en las localidades de Burguillos, Carmona, Alcalá del Río, San José de La Rinconada, Villanueva del Río y Minas, Guillena, La Algaba, El Castillo de las Guardas, Gerena y Castilblanco de los Arroyos.

Las operaciones han sido llevadas a cabo por los equipos ROCA de las Compañías de la Rinconada y Carmona (Sevilla), con la colaboración activa en las diferentes fases de la investigación de la Policía Local de Burguillos y Policía Local de Tocina. Además también han participado efectivos de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Compañía de la Rinconada y Policía Local de Alcalá del Río. A todos ellos felicitamos desde ASAJA-Sevilla y agradecemos el trabajo realizado para la seguridad de nuestro mundo rural. 

Operación Cobroca-mundaja

La operación COBROCA–MUNDAJA se inició en el mes de septiembre de 2018 a raíz de una serie de robos de cable de cobre cometidos en las localidades mencionadas con un idéntico modus operandi. Por ello, dentro del “Plan Nacional Permanente de Respuesta a la Actividades Ilícitas Relacionadas con el Cobre”, los efectivos de los Equipos Roca, especializados en la investigación de este tipo de delitos, establecieron sendos dispositivos de vigilancia hasta detectar el movimiento de un grupo de personas, todas ellas avecindadas en la localidad de Burguillos, y que poseían multitud de antecedentes por la comisión de hechos similares.

Al comienzo de la investigación, se pudo comprobar que esta organización delictiva estaba perfectamente estructurada, salían a cometer los robos de forma muy organizada y coordinada, con un alto grado de especialización delictiva, comprobándose que a diario se dirigían a instalaciones de diferentes localidades para hacer vigilancias previas y estudiar la zona, comprobar la existencia de vigilancia privada o sistemas de seguridad, para posteriormente cometer los robos con garantías de éxito.

Entre los robos perpetrados en centros de transformación eléctrica, cabe destacar los efectuados en transformadores instalados en torretas de “alta tensión”, ubicadas en su totalidad en explotaciones agrícolas y ganaderas. Los autores, para la ejecución del hecho, inutilizaban inicialmente el propio transformador despojándolo de su carga eléctrica para, posteriormente, arrancarlo de su lugar destrozando literalmente el aparato con el fin de extraer de su interior el cobre que alberga, dejándolos inservibles.

Estos transformadores forman parte de la instalación que da suministro eléctrico a las explotaciones, tanto a los inmuebles como al sistema de riego u otras infraestructuras que en ellas se encuentran por lo que tras sufrir el hecho, no solo se les causa el perjuicio de la reposición del citado elemento, que ya es bastante costoso, sino que al quedarse sin suministro afecta a todos los sistemas que una explotación puedan tener instalados, como son el control de riego por goteo.

Una vez cometidos los robos, emprendían la huída por caminos de difícil acceso, conectados con la localidad de Burguillos y, en el caso de hacerlo por carreteras secundarias, autovías o autopistas, llegaban a modificar las placas de matrículas de los vehículos para que las cámaras de vigilancia del tráfico no pudiesen identificar dichos vehículos. El cobre sustraído era más tarde vendido en chatarrerías de la zona periférica de la provincia de Sevilla y de las localidades antes mencionadas y siempre en pequeñas cantidades para no levantar sospechas, manifestando los autores a los chatarreros que el cable que vendían provenía de derribos de edificios o viviendas e instalaciones abandonadas.

Desde el día 27 de septiembre hasta la fecha se ha llevado a cabo la explotación de la operación procediéndose a la detención e investigación de todos los autores, hecho que se ha visto dificultado al encontrarse éstos en paradero desconocido o huidos de la justicia.

En el transcurso de la operación se han intervenido herramientas de todo tipo, muchas de las cuales son específicas para personal especialista en trabajos de riesgo en torres eléctricas o de alta tensión, así como cableado de cobre de diferentes calidades y tamaños, multímetros digitales, linternas frontales profesionales, poleas, amoladoras, etcétera.

La investigación sigue abierta, no descartándose nuevas detenciones.

Caminos Vivos ASAJA SEVILLA ok

caja rural2

Publicidad 180x180

Asegasa socios

ASAJA-Sevilla  Manteniendo el campo, mantenemos la vida.

Localización ASAJA-Sevilla

mapa localizacion Asaja Sevilla

Suscribase al boletín de noticias

Reciba las noticias de última hora!

  • Alertas de noticias de última hora
  • Alertas de próximas Jornadas
  • Alertas de cursos de formación

Contáctenos

Avda San Francisco Javier, 9
T: 954651711
F: 954644773

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y su experiencia al usarlo. Las cookies utilizadas para el funcionamiento esencial de este sitio ya se han establecido.
Para saber más sobre las cookies que utilizamos y cómo eliminarlas, consulte nuestra política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.